Diamantes de inversión

 

Debido a sus características especiales y a su escasez, el diamante siempre ha representado una buena inversión.

El diamante es inmutable. No requiere ninguna precaución especial y normalmente se almacena en cajas de seguridad. En caso de necesidad son fácilmente transportables y pueden ser vendidos en cualquier lugar del mundo.

Todos los diamantes tienden a incrementar su valor con los años, sin embargo son los diamantes de calidad excepcional los que han demostrado ser la mejor inversión a largo plazo.

Es por ello que los criterios que normalmente debe cumplir el diamante serían:

... Y desde luego certificado por un laboratorio de prestigio internacional como GIA o HRD.